Body&Soul

Rejuvenecimiento inmediato: Mesoterapia facial con vitaminas

Rejuvenecimiento inmediato: Mesoterapia facial con vitaminas

Quizá has oído hablar de la mesoterapia (facial o corporal), pero no sabes exactamente en qué consiste. Es probable también que estés familiarizado con el concepto de inyección de vitaminas para la piel y quieras saber más. En este artículo te explicamos todos los beneficios de esta técnica: descubre por qué es una de las mejores soluciones para darle un boost de juventud a tu cutis.

 

La mesoterapia facial con vitaminas es una de las técnicas antiedad que más éxito han cosechado en los últimos años. ¿La razón? Resultados sorprendentes e inmediatos. Consiste en una serie de microinyecciones múltiples que se realizan con una agujita muy fina, con las que se infunde a la piel un cóctel de más de 50 ingredientes. Estas microinyecciones llegan hasta las capas más profundas de la dermis, revitalizándola desde el interior. La acción conjunta de este complejo nutritivo corrige de forma significativa la falta de luminosidad, tono y elasticidad. Y aunque a menudo pensamos en tratamientos anti-aging como aquellos que sólo combaten específicamente las arrugas, no debemos olvidar que una piel llena de luz y vitalidad, más llena y flexible, se verá infinitamente más joven.

 

Luz y energía para la piel, no importa tu edad

La mesoterapia con vitaminas es adecuada para cualquier tipo de piel, pero en función de la edad del paciente, los beneficios serán ligeramente distintos. En personas jóvenes, se recomienda siempre que el cutis se note apagado o cansado, para aportarle una infusión de energía y tratar a la vez pequeñas arruguitas. Por el contrario, las pieles maduras o con una flacidez visible se beneficiarán más de su hidratación profunda y de su intensa acción redensificante.

 

Principales ingredientes polirevitalizantes

El secreto del éxito de la mesoterapia facial de Tintoré Brasó es su potente combinación de múltiples ingredientes rejuvenecedores. El ácido hialurónico no reticulado, que actúa tanto en la dermis como en la epidermis, es un elemento clave para preservar una piel increíblemente hidratada, jugosa y suave.

 

Un mix de vitaminas (A, B, C y E) aporta beneficios antioxidantes para combatir la acción nociva de los radicales libres, a la vez que contribuye al equilibrio biológico de la piel, potencia la producción de colágeno y ayuda a recuperar la densidad cutánea.

 

Los aminoácidos, por su parte, actúan favoreciendo la síntesis de proteínas como el colágeno y la elastina, responsables de mantener la estructura cutánea. Los ácidos nucleicos son los que permiten ordenar y regular la síntesis de estas proteínas.  Los minerales tienen una acción iónica sobre muchas reacciones enzimáticas, así como sobre algunas funciones celulares esenciales. Y, por último, las coenzimas aceleran la regeneración de los tejidos.

 

Múltiples opciones para una piel radiante

Aunque la mesoterapia suele aplicarse normalmente en el rostro, también es altamente eficaz para tratar zonas como el cuello, el escote y el dorso de las manos. Además, puede utilizarse sola o bien combinada con otros tratamientos, como la luz pulsada o las inyecciones de Botóx®, para una acción rejuvenecedora integral. Tan sólo tienes que contactar con Tintoré Brasó y las doctoras Sílvia y Eva Ciscar te harán un estudio pormenorizado y te indicarán cuál es la mejor opción según las necesidades de tu piel, así como el número de sesiones que necesitas. Si te queda alguna duda, la mesoterapia facial requiere de un mínimo tiempo de recuperación, por lo que podrás disfrutar de tu nueva piel en tiempo récord.