Body&Soul

La abdominoplastia tras el embarazo | combinación con lipoescultura lipo vaser , nuestra Lipofit 4D

La abdominoplastia tras el embarazo | combinación con lipoescultura lipo vaser , nuestra Lipofit 4D

La Abdominoplastia es proceso quirúrgico muy habitual el embarazo ya que, aunque muchas mujeres consiguen recuperar su peso normal, a veces la piel no queda bien retraída y los músculos abdominales quedan dañados.

Otra de las secuelas que pueden producirse después del embarazo es una separación excesiva de los músculos rectos abdominales, lo que técnicamente se conoce como diástasis abdominal. Esta separación de los músculos puede suponer un problema tanto funcional como estético y la abdominoplastia puede puede corregirla.

Abdominoplastia y corrección de la diástasis abdominal

La diástasis abdominal suele ocurrir frecuentemente tras embarazos con mucho aumento de peso o en embarazos múltiples donde la musculatura se abre y, luego, de manera natural es incapaz de volverse a cerrar.

A nivel funcional, esta abertura de los músculos rectos abdominales no permite ejercitar bien la musculatura por lo que puede producirse sobrecarga de la zona lumbar, de la musculatura de la espalda.

Aunque hay ejercicios específicos que pueden ayudar a que se corrija la diástasis abdominal como puede ser la gimnasia abdominal hipopresiva, en muchos casos es insuficiente y una abdominoplastia permite, además de eliminar el exceso de piel, reparar la musculatura abdominal.

La abdominoplastia para corregir la diástasis abdominal consiste en recomponer la musculatura cosiéndola en la posición correcta de arriba a bajo (desde el esternón hasta la zona púbica), lo que en lenguaje técnico se llama plicatura de los músculos rectos del abdomen.

Tintore Braso | Abdominoplastia tras embarazoAbdominoplastia tras el embarazo ¿Cuál es el mejor momento para realizarla?

Tras el embarazo, lo ideal sería esperar a realizar la abdominoplastia entre unos 4 y 6 meses, cuando ya todo ha recuperado la normalidad. Durante este tiempo el útero vuelve a su tamaño habitual, los tejidos y la piel se han ido adaptando de nuevo. Si durante este período no se ha recuperado ni la musculatura ni la piel es el momento de realizar la cirugía estética de abdomen. En el caso que exista exceso de grasa en la parte superior del ombligo durante la abdominoplastia también se puede eliminar este exceso de grasa con la técnica vaserlipo denominada Lipofit4D.

Lo más importante es que, si la abdominoplastia requiere corregir la diástasis abdominal, la mujer tenga decidido que no va a querer más hijos. Lo ideal es que, una vez ya se han tenido los hijos deseados y, por lo tanto, no va haber otros embarazos, se realice la reparación de los músculos rectos abdominales.

En el caso que se produzca un embarazo casual o involuntario después de la abdominoplastia, puede haber el riesgo que la sutura de la cirugía de abdomen ceda y, a lo mejor, deba repetirse la intervención.

Mommy makeover: abdominoplastia tras el parto

Hace unos años surgió el concepto Mommy Makeover, un conjunto de cirugías y tratamientos para recuperar la figura en el mismo momento del parto. En nuestro caso pensamos que es un error ya que los tejidos están muy cedidos y hay que esperar a que el cuerpo se recupere de forma natural, que piel se retraiga. De esta forma podemos valorar mucho mejor las necesidades tras el embarazo y después dejar a la gente perfecta.

Después de un embarazo la abdominoplastia permite corregir la flacidez abdominal, eliminar la piel sobrante y el exceso de grasa si la combinamos con la lipoescultura ultrasónica Lipofit4D

Si acabas de ser mamá y quieres mejorar el aspecto de tu abdomen con una abdominoplastia, ponte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 936 338 933 o mandarnos un mail a info@tintorebraso.com. También puedes visitar nuesra web

Os dejamos el video en el que la Dra. Brasó lo explica con todo detalle