Body&Soul

La Dra. Brasó habla de la última innovación en aumento de pecho

La Dra. Brasó habla de la última innovación en aumento de pecho

El busto es una de las zonas que más preocupa a las mujeres y puede ser motivo de complejos o inseguridades. Por eso, cada vez más chicas se deciden por una intervención de aumento de pecho. En Tintoré Brasó hemos ido un paso más allá de los implantes mamarios. La Dra. Cristina Brasó nos cuenta los detalles de la técnica Lipofit4D para aumentar de talla.

 

 

La técnica Lipofit4D, exclusiva de Tintoré Brasó, es perfecta para modelar el cuerpo y sus ventajas llegan también a las operaciones de aumento de pecho. ¿Nos puede explicar en qué cosiste exactamente?

Si la paciente tiene algún acúmulo de grasa, como casi todas las mujeres, aunque estén delgadas, le quitamos un poco de esa grasa. Después, la tratamos con ultrasonidos para disgregar las células y hacer que sean viables. Entonces implantamos la grasa tratada en la zona del pecho: debajo del músculo, entre las fibras musculares y en la zona de la glándula subcutánea mamaria. La aplicamos en varios planos para que no sea absorbida, sino que aumente el volumen del busto.

 

¿Qué ventajas tiene esta técnica respecto a una operación tradicional de aumento de mama en la que se utilizan prótesis?

Muchas. En primer lugar, además de mejorar el busto, eliminamos grasa localizada que la paciente no desea y que suele ser muy resistente a las dietas; de este modo, solucionamos dos problemas en una sola intervención. Además, la recuperación es mucho más rápida. Por último, los implantes de la propia grasa permiten modelar mucho la forma de la mama. Por ejemplo, si se tiene el pecho muy separado o el polo inferior poco redondeado, con la grasa se puede corregir, cosa que no podemos hacer con los implantes tradicionales. El resultado suele ser mucho más natural y harmonioso.

 

Si son dos operaciones en una, ¿cómo es que la recuperación es tan rápida? ¿No hay más cicatrices?

No. Con las prótesis mamarias, la parte inferior del músculo tiene que ser cortada y despegada para poner el implante debajo. Por el contrario, el Lipofit4D de aumento de mama se realiza con una microcánula de 3 mm que se introduce desde el pliegue de la axila. Con esta microcánula roma vamos aplicando líneas celulares de grasa en todo el espesor de la mama y el músculo, sin dañar para nada la musculatura, así el busto no sufre. Después, no es necesario tanto reposo.

 

En cuanto a la liposucción, es una intervención pequeña. En la zona elegida (cartucheras, área lumbar posterior, abdomen…) no queda cicatriz, ya que se hacen únicamente microincisiones de 3-4 mm que no dejan marca. Quizá esta área pueda molestar un poco más, pero nuestro anestesista realiza bloqueos nerviosos para minimizar al máximo el dolor.

 

En resumen, aunque la intervención en sí es un poco más larga (no mucho), se puede realizar con cirugía ambulatoria, y la paciente puede estar de regreso al trabajo en dos o tres días.

 

¿Para qué tipo de paciente está indicado el Lipofit4D de aumento de pecho?

En principio, para cualquier tipo de paciente. Hay que tener en consideración, eso sí, que con esta técnica solo se aumenta una talla, o un poquito más. La grasa que podemos implantar es limitada, porque si ponemos mucha, acaba siendo absorbida en la zona receptora. En cualquier caso, si se desea un aumento de mama más notable, más tarde también se pueden poner prótesis. Y el resultado será aún más bonito y natural.

 

¿Los resultados son duraderos?

Totalmente. Son para siempre. Las células que han sobrevivido pasan a formar parte del propio organismo, no desaparecen jamás. Eso sí, si la paciente cambia de peso, esas células adelgazarán o engorarán con ella, así que el tamaño de su pecho se mantendrá proporcional. Lo que no cambiará es la zona de la que ha quitado grasa. Esas células no volverán.